Blogia
El blog de Tere

El sitio web de la Fundación Michou y Mau

El sitio web de la Fundación Michou y Mau En esta ocasión haré pedazos al diseñador del sitio de la Fundación Michou y Mau no sin antes hacer énfasis en que este sitio forma parte de una categoría muy especial, aquella en donde se encuentran los sitios web cuya presentación, diseño e imagen poco tienen que ver con la efectividad y trascendencia del contenido del mismo.

A modo de introducción, La Fundación Michou y Mau, I.A.P. fue fundada por la Sra. Virginia Sendell Lemaitre (conocida en el medio televisivo mexicano durante los años 70 y 80), a finales del siglo pasado y después de que su hija y nieto fallecieran en un incendio. A la fecha, la fundación ha ayudado a incontables niños mexicanos quemados, encargándose de su traslado al hospital Shriners de Texas y pagando su tratamiento hasta su plena recuperación.

El sitio en cuestión, cuyo contenido se encuentra alojado en http://www.fundacionmichouymau.org está realizado por alguien que apenas se inicia en el diseño de sitios de internet. Esto, por supuesto, no es garantía de mala calidad ya que el sitio podría tener, por lo menos, una combinación adecuada de colores y de tipos de letra. No es así, la página web inicial (que es lo único que hay) maneja dos tipos de azules que chocan entre sí.

Además, parece que nadie se ha tomado la molestia de explicarle al diseñador en cuestión (o peor aún, esta persona ni siquiera se ha inquietado por documentarse) que los gráficos que se presentan (como el que tengo al iniciar este post) pueden y deben adecuarse al tamaño final que tendrán al publicarse el sitio, independientemente del tamaño original del mismo. Es decir, alojar una foto de 650 x 650 pixeles y reducirla a 140 x 140 no es precisamente la mejor idea. Además de que retrasa enormemente la aparición de la página, ya que tener tres imágenes mega hacen lenta la descarga, quita espacio al servidor que en este caso en particular, y para esta causa en específico, es sagrado.

El diseño está basado en un modelo que cualquier estudiante de diseño o periodismo desaprobaría (dos secciones que cortan la pantalla a la mitad) y que fue popular en 1998, 1999 y 2000. Como sea, insisto, si uno va a aplicar una tendencia de diseño en desuso lo mínimo que tendría que hacer sería: a) asegurarse que ambas secciones se vean estéticas en su presentación final y b) que lo que se presente funcione.

La sección izquierda, sin empacho alguno y con una falta de profesionalismo inexcusable (y más aún por lo importante de la causa del sitio) tiene a bien avisar que el sitio está en construcción. Eso está bien, no existe en esto nada mas que la exigencia propia para terminar lo incompleto (a menos de que te estén pagando por hacer el sitio, lo cual dudo, más bien este sitio me suena a que lo realizó un familiar de alguien de esta fundación), pero lo verdaderamente asombroso es la lista de links que se especifican después del mencionado aviso:

  • OBJETIVOS
  • LOGROS
  • PROGRAMAS
  • PATRONATO
  • EMERGENCIAS
  • PRIMEROS AUXILIOS


¿Y qué hay en ellos? absolutamente nada. Digo... ¿no sentirá el diseñador de este sitio algún tipo de remordimiento por prometer y no cumplir en presentar la información prometida? ¿Cree realmente que al no incluir, por ejemplo, los programas de esta fundación, no pasa nada? ¿No se le ocurrirá que podrían perderse uno o dos o tres donativos de 1, 10, 1000 o 1,000,000 de pesos sólo porque quien se interesó en ayudar no encontró información que soportara y fundamentara lo importante que es una ayuda para tan buena causa? Pocos seres humanos se dan cuenta del daño que también se puede hacer por omisión y el diseñador del sitio no es uno de ellos.

La sección derecha presenta dos scripts, siendo el primero de ellos de tipo ticker (presenta información que desaparece después de un número predeterminado de segundos para dar paso a la siguiente información). La idea no es mala, el contenido ("Cada minuto 10 niños Mexicanos sufren algún tipo de quemaduras. Cada hora 28 niños Mexicanos padecen quemaduras que ponen en riesgo su vida. Cada día son más de 40 niños Mexicanos los que fallecen a causa de quemaduras") cumple con lo que se desea permanezca en la mente del visitante (aunque alguien tendría que decirle al mismo y tan renombrado diseñador que sería bueno tomar unas clases de redacción en donde se aprendiera que en español, los gentilicios no llevan mayúsculas). Aquí el fallo es ponerlo exactamente del mismo color y exactamente con la misma fuente que el párrafo de introducción. ¿El resultado? El ticker no impacta ni resalta.

El segundo script es para tirarse al piso y llorar desconsoladamente el resto del día. Este maneja a manera de marquesina, nada más y nada menos, la información más importante de todo el sitio, es decir la cuenta bancaria en donde se recibe la ayuda económica para esta magnífica causa. ¿Y qué hizo el diseñador? Darle movimiento. Ya estoy viendo al señor fifí de Las Lomas que amaneció con ganas de donar unos cuantos miles de dólares a algo que valga la pena, poniéndose sus lentes y esperando pacientemente algunos segundos (varios) a que vuelva a salir el número de cuenta bancario y rogando porque no camine muy rápido el script con el fin de apuntarlo todo a la primera. Y si ésta es una persona de edad tengan la seguridad que lo más cómodo para ella será buscar otra fundación cuyo presentador de imagen sí haya tenido el buen juicio de resaltar lo que debe resaltar.

Finalmente y a modo de clavar la última estaca, me pregunto por qué, si la fundación tiene un dominio propio, presenta un email de la compañía telefónica Avantel. ¿No piensan que una dirección del tipo fundacionmichouymau@fundacionmichouymau.org o fmym@fundacionmichouymau.org se quedaría más en la mente de los vistantes? Y de donativos en línea mejor ni hablamos, ¿verdad? ¿Qué necesidad tenemos de deprimirnos más?

Sra. Sendell, la energía tan positiva y la labor tan loable que ha realizado se ve demeritada por su imagen en internet, que es su carta de presentación al mundo (¡nada más!). Se lo aviso yo, ex niña Olincatl, conmovida por su tragedia personal y admirada por su estatura y calidad humana. Y como siempre he atacado a quienes critican y no hacen nada al respecto, convoco a mis colegas de Webmasters México y de todo el mundo a proponer una mejor imagen para una causa de esas que ganan pedacitos de cielo.

¿Quién dijo yo?

Me encuentro a sus órdenes (tere@sparavel.com).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres