Blogia
El blog de Tere

Mina, el guerrillero - Parte 2

Mina, el guerrillero - Parte 2 El 17 de marzo de 1808, soldados y pueblo se amotinaron en Aranjuez e intentaron apoderarse de Godoy, el "favorito de la reina", que eludió a la muchedumbre escondido en su casa. El Rey Fernando VII, con el fin de salvarlo, lo privó de sus funciones de generalísimo y de almirante. Después de este acontecimiento, los madrileños se amotinaron, tras lo cual el rey abdicó a la corona.

Fernando VII fue hecho prisionero por Napoleón y trasladado a Bayona. El desorden reinante en Zaragoza alcanzó a todo el reino. El 2 de mayo, el pueblo madrileño se levantó en armas contra las fuerzas de Murat, haciendo que la guerra contra Napoleón se convirtiera en un hecho real y dejara de ser un sentimiento. Se empezaron a oír discursos y canciones contra los franceses, se difundieron escritos de los estudiantes universitarios y en todas partes se hablaba de la "perfidia Napoleónica". Después de que se tuvieron noticias que 6 mil soldados franceses marchaban sobre Aragón, las dudas se disiparon y el pueblo tomó las armas.

Por el otoño de 1808, el coronel Aréizaga mandó decir a Mina que si sentía el anhelo de combatir contra los franceses se reuniera con él en Goizueta. Mina recibió las primeras órdenes que lo llevarán a territorio francés para vigilar la magnitud y movimientos de las tropas que entrarían a la Península.

Por la valentía demostrada en la lucha, Mina fue ascendido a coronel por la Junta Central de España y la Junta de Zaragoza le confirió el mando del Alto Aragón.

Mina fue apresado por los invasores franceses en 1811 y llevado al castillo de Vincennes, en Francia, donde se dedicó a estudiar matemáticas y técnicas militares. Regresó a España cuando el rey Fernando VII recuperó el trono en 1813. Las ideas liberales de Mina iban en contra del absolutismo español, personificado en Fernando VII, motivo por el organizó una rebelión que tenía por objeto la restitución de la Constitución de Cádiz, de corte liberal.

Derrotado por las fuerzas absolutistas, Mina tuvo que huir a Francia para pasar luego a Inglaterra. En Inglaterra, don Francisco Javier Mina hizo amistad con Fray Servando Teresa de Mier y otros mexicanos simpatizantes con la independencia de México. La relación que estableció con Fray Servando Teresa de Mier le hizo comprender que para destruir el absolutismo de Fernando VII, no sólo en territorio español podía dar la batalla, sino también participando en el movimiento independentista de México.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres